Fuentes Fidedignas cumple 11 años este día

0
443

Walter Ramírez Aguilar

Fuentes Fidedignas cumple 11 años este día y lo que debería representar una fecha de alegría y regocijo para quienes conformamos este equipo, hoy, tristemente, nos llena de hondo pesar por la ausencia de nuestro fundador y amigo: Luis Enrique Ramírez.

Ya han transcurrido 13 meses desde su cobarde homicidio, y la Fiscalía y el Gobierno, no han concluido el caso, pese a que conocen la ubicación de los criminales, sus nombres y para quien trabajan.

Hoy no podemos conmemorar la libertad de expresión, y aunque la ejercemos a plenitud, sabemos que hay límites que no se pueden transgredir porque hay riesgos que ponen en peligro nuestra integridad.

No podemos exponernos en un país –donde prevalece la división y el reclamo– a quienes piensan distinto y tampoco en un estado que simula y no resuelve.

El gobierno y la Fiscalía nos prometieron hallar a los culpables del homicidio de Luis Enrique y no nos han cumplido.

Queremos que haya justicia para Luis Enrique y su familia.

Hoy, quienes ejercemos la libertad de expresión desde esta casa editorial, reclamamos garantías para continuar haciendo nuestro trabajo y exigimos respuestas puntuales para cerrar el caso del crimen de Luis Enrique Ramírez Ramos.

Fuentes Fidedignas cumple 11 años este día y lo que debería representar una fecha de alegría y regocijo para quienes conformamos este equipo, hoy, tristemente, nos llena de hondo pesar por la ausencia de nuestro fundador y amigo: Luis Enrique Ramírez.

Ya han transcurrido 13 meses desde su cobarde homicidio, y la Fiscalía y el Gobierno, no han concluido el caso, pese a que conocen la ubicación de los criminales, sus nombres y para quien trabajan.

Hoy no podemos conmemorar la libertad de expresión, y aunque la ejercemos a plenitud, sabemos que hay límites que no se pueden transgredir porque hay riesgos que ponen en peligro nuestra integridad.

No podemos exponernos en un país –donde prevalece la división y el reclamo– a quienes piensan distinto y tampoco en un estado que simula y no resuelve.

El gobierno y la Fiscalía nos prometieron hallar a los culpables del homicidio de Luis Enrique y no nos han cumplido.

Queremos que haya justicia para Luis Enrique y su familia.

Hoy, quienes ejercemos la libertad de expresión desde esta casa editorial, reclamamos garantías para continuar haciendo nuestro trabajo y exigimos respuestas puntuales para cerrar el caso del crimen de Luis Enrique Ramírez Ramos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí