El ‘Rochismo’ ya tiene ‘cantera’

0
136

Poco más de diez días en el cargo y ya se nota la diferencia. Salta a la vista y Culiacán lo agradece. Juan de Dios Gámez Mendívil llegó como colofón de una sorpresa anunciada a la alcaldía capitalina. Se sabía que saldría el ex alcalde, faltaba el nombre del relevo. En este espacio lo dibujamos antes de que fuese nombrado.

Debía ser morenista, capaz, de buen trato. Con perfil diferenciado al del edil saliente. Al ser el sustituto en las riendas de una capital, debía pasar el filtro de Palacio Nacional. No sería necesariamente alguien del gabinete, pero habría deferencia para el jefe político del estado, Rubén Rocha Moya.

Gámez Mendívil reunió todos los requisitos. La juventud es un valor agregado a su perfil. Llegó al H. Ayuntamiento de Culiacán y de inmediato comenzó a ser distinto a su predecesor. Amén de las formas por aquello de viajar en camión urbano. Comenzó una dinámica distinta para comunicar. En política, informar de manera eficaz es tan importante como hacer un buen gobierno.

El arquitecto tenía en la chistera listo lo que habría de hacer. Primero, resolver el asunto de las viudas de policías. Segundo iniciar los trabajos para la movilidad y el urbanismo que mucha falta hace a la ciudad. Los banderazos de obras para la ciudad de los tres ríos no se hicieron esperar. La excelente comunicación con el gobernador se nota. Se percibe en el respaldo para el nuevo gobierno de la capital.

Culiacán exige resultados inmediatos del alcalde Juan de Dios Gámez Mendívil
Poco a poco va integrando los perfiles que habrán de colaborar en su proyecto. Mujeres y hombres comprometidos. Unos de capacidad probada, otros con cosas que demostrar. Todos de entera confianza. El nuevo alcalde toma las riendas de un caballo desbocado. Es menester suyo y del gabinete, tomarle rápido el paso. La curva de aprendizaje será muy corta. Culiacán y su gente exigen resultados inmediatos.

A priori, se ven suficientes y a la altura los nuevos perfiles. Han tomado aire fresco con las grandes inversiones en obra pública recientemente anunciadas. Interesante lo anunciado en conjunto con la secretaría de economía. La certeza y los beneficios para el inversionista privado serán fundamentales para el despegue del municipio. No se entiende un crecimiento sin el apoyo del sector privado.

En términos políticos, el ‘Rochismo’ ya tiene ‘cantera’. El ayuntamiento de Culiacán puede ser incubadora de perfiles para la hornada de la nueva clase política. Una generación con respaldo desde el tercer piso que tiene mucho para dar. Son jóvenes preparados, que no carecen de la mínima experiencia y con ganas de hacer las cosas muy bien por la capital y sus ciudadanos. Los nombres están ahí, su trabajo hablará por ellos.

Vanessa Félix en Twitter: @Jvanessafelix

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí