Carmen Aída Guerra Miguel: Yo, Mensajera

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Versión estenográfica de la intervención del Lic. Miguel Alonso Rivera Bojórquez, en el acto de presentación del libro “Yo, Mensajera”, en presencia de su autora Dra. Carmen Aída Guerra Miguel, en el Vestíbulo de El Colegio de Sinaloa, ubicado en el Centro Histórico de Culiacán, Sinaloa, el 16 de febrero de 2024:
Con su permiso, amiga, doctora Carmen Aída Guerra Miguel, autora de la obra “Yo, Mensajera”, fundadora y presidenta del Colegio de Periodistas y Escritores de Sinaloa “José Cayetano Valadés”; doctora María Teresa Guzmán Casillas, doctor Santiago Inzunza Cázares, doctor Diego Valadés Ríos, amigas y amigos todos:

Es un honor y una gran motivación para un servidor, participar en la presentación de esta extraordinaria obra “Yo, Mensajera”, que nos sitúa frente a diversas formas de entender el periodismo.

Un título hermoso y certero porque alude a una forma de comprender y de mirar el sentido del mensaje periodístico y porque en su autora aquí presente, mi amiga, la doctora Carmen Aída Guerra Miguel, indudablemente es una forma de vida.

Tuve el privilegio de compartir con ella la sala de redacción del periódico El Sol de Sinaloa donde inicié mi carrera como periodista, y recuerdo la habilidad con que desarrollaba todos los géneros periodísticos.

Guardo en mi memoria esa imagen romántica de Carmen Aída tecleando con un ritmo vertiginoso sus notas en la redacción de El Sol de Sinaloa, primero en el teclado de las máquinas de escribir, que era más duro, y luego en el teclado más blando de las primeras computadoras.

Ahora todos estamos acostumbrados a la tecnología, pero es una época que nos tocó vivir: las máquinas de escribir mecánicas.
En este mismo lugar, aquí en el vestíbulo de El Colegio de Sinaloa, también con la presencia, como testigo de honor, del Dr. Diego Valadés Ríos, fue la toma de protesta del primer consejo directivo del Colegio de Periodistas de Sinaloa “José Cayetano Valadés”, A.C. en 2013, por iniciativa de Carmen Aída.

Y hoy, este 2024, Carmen Aída, mujer de enorme talento, enemiga de los elogios y los homenajes, perseverante y dedicada, comparte con nosotros otro gran logro que es la publicación de esta magnífica obra en dos tomos, impresa en los talleres del Colegio de Bachilleres del Estado de Sinaloa, por lo cual hace un momento felicité al Dr. Santiago Inzunza Cázares, porque es una acción muy atinada que hizo el COBAES.

En la dedicatoria Carmen Aída dedica esta obra a sus padres Rafael Arturo Guerra Cota y Catalina Miguel Huerta, un amoroso matrimonio que duró seis décadas, lo que la vida les permitió y del que, si no me equivoco, nacieron quince hijas e hijos. Por cierto, mañana es cumpleaños de Carmen Aída, cuyo nombre proviene del amor a la música de Don Rafael y de dos óperas memorables, Carmen de Bizet y Aída de Verdi.

En la dedicatoria, Carmen Aída también menciona a las historiadoras Miriam Faviola Soto Quintero, por su trabajo técnico y a Martha Lilia Bonilla Zazueta por su aportación en la compilación del contenido de noticias, entrevistas y reportajes en el tomo de 1,131 páginas y el de agendas de 206 páginas, a quienes con gratitud reconoce su esfuerzo. Desafortunadamente Miriam Faviola se nos adelantó víctima de la pandemia del Covid-19 en julio de 2020.

Yo no sabía y me acabo de enterar de la valiosa contribución de dos periodistas: María Luisa Mercado Ponce y Alejandro Sicairos Rivas, quienes fueron hilos conductores para que esta obra fuera impresa.
Señoras y Señores:

La indiscutible dimensión social y humana de Carmen Aída ha dejado huella en la historia del periodismo sinaloense y es una fortuna conocer parte de sus noticias, entrevistas, reportajes y agendas en la presentación de esta magnífica obra que nos tiene aquí reunidos.

Por eso reitero el alto honor de participar en la presentación de esta obra que trae publicaciones de una periodista ejemplo de energía, culta, brillante, humana y trabajadora.

La producción periodística de Carmen Aída Guerra Miguel, cronista de su tiempo, es monumental y de un valor incalculable por su pasión, calidad y maestría en el ejercicio de la profesión.

El periodismo de Carmen Aída, tengo que decirlo, es inhallable en las redacciones actuales, se van a enojar conmigo por decir esto, pero nadie escribe como ella. Su estilo, casi ausente en la brega periodística actual, es claro e impecable, con un manejo adecuado del lenguaje y pleno dominio del arte de la gramática.

Además, Carmen Aída Guerra Miguel es una mujer valerosa e intrépida que inició en el periodismo cuando era una profesión absolutamente dominada por los hombres.
Maestra, periodista, escritora y activista social, es una de las más brillantes cronistas que han conocido las redacciones sinaloenses.

Me consta su habilidad como taquígrafa, su enorme capacidad para oler la noticia, detectar temas de interés y adelantarse a los acontecimientos, hacer el periodismo social, de investigación, periodismo vivo, comprometido, dinámico.

Reconozco su talento para ser reportera de calle, para buscar la nota, obtener la información, describir los hechos y conseguir la exclusiva.

Fuimos compañeros, como dije, en la redacción de El Sol de Sinaloa y me tocó vivirlo, ahí estuve en esas madrugadas en las que Carmen Aída escribía su agenda y mil cosas más.

No titubeo en calificar de sobrenatural su capacidad extrema para trabajar de madrugada a madrugada, y todavía tener tiempo para hacer trabajos especiales.
Carmen Aída tiene el don de la ubicuidad: la puedes ver en todas partes y hacer todo al mismo tiempo.

Para muchos y para mí en lo personal sigue siendo un misterio cómo Carmen Aída, siendo reportera y editora de El Sol de Sinaloa, lograba cubrir simultáneamente los tres poderes públicos: ejecutivo, legislativo y judicial, estar presente en las conferencias del gobernador, en las sesiones del Congreso del Estado que en aquel tiempo duraban diez horas en promedio cada una por lo menos, y acudir al Supremo Tribunal de Justicia.

Ha tenido la cualidad de ser omnipresente en las manifestaciones y luchas sociales habidas y por haber; durante años realizó la hazaña de registrar las actividades sociales, culturales y de espectáculos, y a la vez editar diariamente la sección de sociales más leída en Sinaloa, así como las secciones: cultural y de espectáculos.
A lo largo de su fructífera carrera, lo mismo ha entrevistado a líderes religiosos que a ganadoras de importantes certámenes de belleza.

En formidables entrevistas su pluma ha retratado a prominentes personajes de la política, famosos representantes del arte, la cultura, la ciencia y el espectáculo, funcionarios de gobierno y deportistas triunfadores, hasta a personas del entorno social más ignorado como migrantes, trabajadores del campo, sexoservidoras, a los olvidados de los sectores más pobres y seres humanos en situación de calle, entre otros.

Recomiendo la entrevista que hizo al sociólogo Roberto Follari en la página 636 del tomo más voluminoso. Me gusto en ese mismo tomo un artículo sobre Oscar Liera, la verdad magistral.

Además, Carmen Aída es quizás la única periodista sinaloense que ha entrevistado a un santo.

Son joyas literarias sus entrevistas a diversas figuras del clero, como la que realizó al primer arzobispo mártir de América, Óscar Arnulfo Romero y Galdámez, insigne salvadoreño declarado santo por el papa Francisco, de quien podemos leer interesantes artículos en las páginas 35, 40 y 46 del tomo de Agendas, que es el más delgadito.

Recomiendo leer la entrevista que le hizo al cardenal nicaragüense y arzobispo emérito de Managua Miguel Obando y Bravo, la cual la pueden encontrar en la página 23 del tomo de Agendas. Esa lectura es un gozo porque su poder descriptivo es tal que uno puede ver los ambientes que describe y los personajes con los que interactúa Carmen Aida, como Jobita, el Padre Carballo y finalmente el arzobispo Obando y Bravo.

Si tuviera que definir de algún modo “Yo, Mensajera” diría que es una obra de dos tomos que tiene vida propia por las emociones que genera en el lector, porque en sus páginas no importa el tiempo transcurrido desde que los acontecimientos originaron su escritura:

Las noticias, las entrevistas, reportajes y agendas que reúne esta obra son retratos certeros de la vida, son líneas que nos acercan a la comprensión de las realidades humanas, a sucesos y personajes, como solo la pluma de Carmen Aída Guerra Miguel lo puede hacer.
Enhorabuena Carmen Aída, y muchas gracias a todas y a todos, y que muchos más sean sus logros por venir.

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Enrique Inzunza y Juan de Dios Gámez llevan Diálogos a la Progreso

“En Culiacán, la Progreso y Sinaloa, sabrán que este 2 de junio Morena arrasó”;...

VIDEO | Localiza PC Culiacán cinco ejemplares de cocodrilo en el Parque de las Riberas

Por ser una especie protegida será la autoridad Federal competente quien determine su manejo. Culiacán,...

Están echando por la borda años de inversión y trabajo en Altata: Eduardo Ortiz

El candidato al Senado por la coalición Fuerza y Corazón por México sostuvo un...

Juez vincula a proceso a Kalimba tras denuncia de abuso sexual

Tras una audiencia crucial el 17 de abril en el Reclusorio Oriente, el juez...

Juan de Dios Gámez Mendívil, un candidato relajado y tranquilo

Juan de Dios Gámez Mendívil, candidato de Morena a presidente municipal de Culiacán, llegó...

El Porfirismo en la 4T: Torruco y Coppel

Existen ejemplos claros del Reinicio de Sistema a través de MORENA, uno de ellos...

Anuncian apertura del Museo-Casa de Juan Gabriel

Material Exclusivo para Fuentes Fidedignas La Casa-Museo de Juan Gabriel, localizada por la Avenida 16...