31.8 C
Culiacán
jueves, agosto 11, 2022

Sergio Jacobo, un maestro de la política: PRI le rinde homenaje póstumo

.

· Rinden emotivo homenaje póstumo en la explanada del PRI Sinaloa

Culiacán, Sin..- “Hoy nos reunimos para recordar a un gran priista, un sinaloense que trascendió en el ámbito académico, político y público, maestro no solo del salón de clases, un verdadero maestro de la política y de reconocida capacidad”, afirmó la presidenta del Comité Directivo Estatal del PRI Sinaloa, Cinthia Valenzuela Langarica, en el marco de un emotivo y merecido homenaje en memoria del exsecretario general, Sergio Jacobo Gutiérrez.

La también diputada local, señaló que Sergio Jacobo con sus valores y virtudes, ejemplifica un perfil ideal y modelo a seguir para quienes ejercen de manera profesional en política.

“Su talento es único, mismo que tuvimos el privilegio que lo pusiera al servicio de la academia y de la vida pública; su ejemplo y enseñanza, seguramente ha quedado arraigado en muchos jóvenes, lo cual resulta esperanzador en momentos tan complejos.

Asimismo, Valenzuela Langarica, expresó a la esposa de Sergio, a la señora Silvia de Jacobo, sus hijos: Sergio, José Carlos y María Elena, a sus hermanos: Melitón, Luz, Ernestina y Teresa, a su señora madre, demás familiares, amigas y amigos de Jacobo Gutiérrez, en nombre del priismo sinaloense, “todo el agradecimiento, respeto y cariño que sentimos por un hombre extraordinario, que nos deja un gran legado y quien merece todo nuestro reconocimiento”.

“Al asumir por prelación la dirigencia, le reconozco y agradezco de corazón su voluntad y compromiso al acompañarme en este proceso, y quiero dejar constancia que en todo momento, se mantuvo siempre pendiente de cada paso, y cada circunstancia que ha transcurrido en esta dirigencia; Sergio vivió el PRI, para el PRI, y su recuerdo nos da el ánimo y el impulso para llevar a este Instituto Político a nuevas y mejores etapas”, añadió Valenzuela Langarica.

La dirigente estatal, subrayó que se le recordará por siempre, “como un gran ser humano, político con virtudes únicas que habrán de extrañarse; fue uno de esos casos extraños y muy escasos que supo llevar la academia, el conocimiento, la estructura de las ideas, a la política y servicio público; hombre de familia, dedicado a la academia, las letras y al servicio de Sinaloa; hasta siempre querido amigo, descanse paz, Maestro Sergio Jacobo Gutiérrez”.

Por parte de la familia, su esposa Silvia Guízar Pérez, recalcó que Sergio Jacobo fue un padre excepcional, cariñoso, preocupado y pendiente siempre de sus hijos; “me siento muy orgullosa de ello, porque en cada uno, hay mucho de su padre; dejó un gran legado en ellos hijos: a continuar honrando la memoria de su padre”, destacó.

“Como esposo, que les puedo decir, fue atento, respetuoso y cariñoso conmigo, dándose tiempo entre sus ocupaciones, para llamarme durante el día y saber cómo estaba, un esposo extraordinario, así es, fuera de lo ordinario; emocionado, me compartía proyectos de trabajo, Sergio tenía mucho que dar, que aportar a su partido y a la sociedad, creía y estaba convencido del gran compromiso con la gente”, puntualizó la señora Silva de Gutiérrez.

Martha Tamayo Morales, en su mensaje, destacó el legado de “uno de los nuestros”, como mencionó al maestro Sergio Jacobo Gutiérrez, un hombre extraordinario, que calificaba sobradamente con el perfil requerido: “era una personaje serio, comprometido y formal, dispuesto siempre a sumarse, honesto y confiable”.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Advertismentspot_imgspot_imgspot_imgspot_img
AdvertismentGoogle search engineGoogle search engineGoogle search engineGoogle search engine
spot_img
spot_imgspot_imgspot_img

Mas populares

Comentarios recientes

Dra Paty rosas, anestesio del HGR 1 on Cuando la moral se pierde, el animal despierta
José Manuel Valdez on El llanto de las sirenas
José Manuel Valdez on El inicio de un viaje
José Francisco González Gastelum on Escribir, ¿para qué?
Flor Sanchez on Crear y reinventarse