25.5 C
Culiacán
jueves, diciembre 2, 2021

Sífilis, VIH y compañía: así se contagian las enfermedades venéreas

Más de un millón de personas en el mundo contraen cada día enfermedades de transmisión sexual (ETS), muchas de ellas sin saberlo, concluye un informe de la Organización Mundial de la Salud.

Cualquiera puede contagiarse, pero muchos creen que no pueden contraer una ETS. Un grave error, en parte, porque las enfermedades venéreas no se contraen siempre por cambiar frecuentemente de pareja sexual. Incluso los más fieles pueden infectarse. Hay más de 30 ETS diferentes en todo el mundo. Van desde lo desagradable, hasta lo que pone en peligro la vida.

La sífilis puede matar

La sífilis se conoce desde hace más de cinco siglos. Si no se trata, puede acabar en la muerte, en el peor de los casos. La enfermedad es provocada por una bacteria y se transmite principalmente durante el contacto sexual. Pero una bolsa de sangre contaminada también puede ser peligrosa, al igual que el material de jeringuillas de los drogadictos. Si ambas personas tienen pequeñas heridas o lesiones en la boca, la bacteria puede transmitirse a través de los besos. Si una mujer embarazada está infectada, la bacteria puede afectar al feto.

La sífilis se desarrolla en diferentes etapas. Comienza con nódulos y úlceras en la piel. En la fase final, puede provocar, por ejemplo, meningitis y parálisis de los nervios craneales. En las primeras fases, los antibióticos son el tratamiento primordial.

La gonorrea es altamente infecciosa

La gonorrea es también una enfermedad infecciosa bacteriana. Está causada por gonococos (Neisseria gonorrhoeae). La enfermedad también se conoce como gonorrea. Afecta a las mucosas de los órganos urinarios y genitales y es muy contagiosa. El contagio se produce a través de las relaciones sexuales sin protección y el sexo oral, el contacto con los dedos y las caricias íntimas.

La gonorrea también puede transmitirse al niño durante el parto de una madre infectada. Los síntomas en los hombres y en las mujeres son similares: las mujeres presentan una secreción de la vagina y/o de la uretra, picor y dolor durante las relaciones sexuales. En los hombres, la secreción de la uretra y el dolor al orinar son una posible indicación de gonorrea. Esta enfermedad de transmisión sexual también se trata con antibióticos.

La clamidia puede causar infertilidad

La clamidia es la enfermedad de transmisión sexual más frecuente en todo el mundo. La bacteria responsable es la Chlamydia trachomatis. Son principalmente las mujeres las que se infectan, y esto suele ocurrir sin que se den cuenta.

El contacto directo con mucosas o fluidos corporales infecciosos puede desencadenar el contagio con la clamidia, al igual que el sexo vaginal y oral sin protección. Sin embargo, la infección también puede transmitirse a través de objetos como los juguetes sexuales. Las mujeres embarazadas pueden transmitir la clamidia a su hijo durante el parto.

El tratamiento común es administrar un antibiótico durante siete días. En la mayoría de los casos, eso pone fin a la infección. Sin tratamiento, la clamidia puede provocar infertilidad en mujeres y hombres.

La hepatitis B, también a través de la leche materna

Existen diferentes tipos de hepatitis. La hepatitis B es una enfermedad de transmisión sexual. Está causada por el virus del mismo nombre, el VHB. Se transmite a través del flujo seminal o vaginal, durante el sexo vaginal, anal y oral, pero también a través de la saliva, la orina, e incluso las lágrimas. En los recién nacidos y los niños muy pequeños, existe el riesgo de que la madre infectada transmita la infección a través de la leche materna.

Los contagios se producen también al usar la maquinilla de afeitar o el cepillo de dientes de una persona infectada. Si el equipo con el que se realizan no es absolutamente higiénico y libre de patógenos, la perforación y el tatuaje pueden suponer un riesgo. En el pasado, el virus se transmitía más a menudo a través de transfusiones de sangre o durante una cirugía.

Casi todo el mundo ha tenido el virus del papiloma humano

Casi todas las personas sexualmente activas se infectan con el virus del papiloma humano (VPH) a lo largo de su vida, incluso sin mantener relaciones sexuales. Un ligero contacto físico con una persona infectada puede provocar la infección, e incluso se puede transmitir en el sauna. Hay más de 200 variantes en total, algunas de las cuales pertenecen a los llamados tipos de bajo riesgo. Esto causan verrugas genitales, que son nódulos del tamaño de una cabeza de alfiler que se forman en los genitales.

Pero también hay tipos de alto riesgo. Si estos virus persisten durante mucho tiempo, pueden provocar cambios en las células y dar lugar a lesiones precancerosas, que pueden convertirse en cáncer con el paso de los años. En las mujeres, se trata principalmente del peligroso cáncer de cuello de útero, y en los hombres, del cáncer de boca y garganta.

Desde finales de septiembre de 2006 se puede vacunar contra algunos tipos de VPH, y en 2015 se aprobó otra vacuna. La vacunación se dirige principalmente a los niños, niñas y adolescentes de ambos sexos, de 9 a 14 años.

El VIH (sida) ya no es una sentencia de muerte

El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) daña el sistema inmunitario del organismo y puede acabar provocando la temida enfermedad del sida. Ahora el sida puede ser tratado con éxito gracias a varios medicamentos. El sida ha pasado de ser una enfermedad mortal a una enfermedad crónica con la que es posible vivir.

El sida y el VIH no son lo mismo. Sida es la abreviatura de Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, es decir, una debilidad adquirida del sistema inmunitario. El VIH se refiere a la infección real con el virus.

El VIH puede transmitirse a través del contacto con fluidos corporales infecciosos, como el semen, el flujo vaginal durante las relaciones sexuales, pero también a través de la sangre. Los medicamentos antirretrovirales son el fármaco prioritario desde 1996. Estos impiden que los virus se sigan propagando en el organismo y evitan que se produzca el sida. Un paciente de sida deben tomar esos fármacos diariamente por el resto de su vida.

En combinación con un preservativo, la llamada HIV-PrEP, la “profilaxis previa a la exposición”, puede proteger del contagio con el VIH, pero no contra otras ETS.

Con información de dw.com

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Advertismentspot_imgspot_img
AdvertismentGoogle search engineGoogle search engine

Mas populares

Comentarios recientes