30.8 C
Culiacán
martes, octubre 19, 2021

¿Por qué algunos orgasmos son más intensos que otros?

No todos se sienten igual, hay orgasmos más intensos que otros y no hay un secreto, son varios. Entérate de todo.

El orgasmo es tan importante para la salud psicológica y emocional de las mujeres que
hasta tiene un día en el calendario dedicado a éste, pero, algo que cualquier mujer sabe es que no todos los orgasmos se sienten igual y no todos son intensos…

Algunos son casi casi “de compromiso” mientras que otros nos dejan “viendo estrellitas”. ¿Qué hace que algunos sean tan inolvidables y otros no?, ¿cuál es el secreto para que un orgasmo nos deje temblando de pies a cabeza? Bueno, pues no es un secreto, son varios.

“MUCHAS PAREJAS REPORTAN QUE, A MEDIDA QUE CRECE LA INTIMIDAD EMOCIONAL ENTRE ELLAS, TAMBIÉN PARECE DISMINUIR LA ESPONTANEIDAD Y LA INTENSIDAD SEXUAL. ESTO SE DEBE A QUE MIENTRAS MÁS NOS IMPORTA ALGUIEN Y MÁS HISTORIA TENEMOS CON ESA PERSONA, MÁS FÁCIL ES QUE TODA CLASE DE INQUIETUDES, MIEDOS, RESENTIMIENTOS Y CULPAS NOS ASALTEN EN LA CAMA Y NOS BLOQUEEN”.

¿Por qué algunos orgasmos son más intensos que otros?
Hay virtualmente miles de factores que determinan qué tan intenso y satisfactorio es un orgasmo femenino, pero vamos a concentrarnos en cuatro de los más importantes:

1.– Periodo hormonal

Las mujeres somos más receptivas y propensas a la excitación sexual y a tener mejores orgasmos durante la semana de nuestra ovulación. Para algunas, el sexo también es especialmente disfrutable unos días antes de la menstruación, depende de cada una. Lo importante aquí es entender que nuestras hormonas nos ayudan a fluir mejor en el terreno sexual durante ciertos días del mes.

Durante y después de la menopausia estos ciclos hormonales suelen presentar cambios importantes, pero eso para nada significa que es el fin de tus picos de placer sexual, solo que necesitas discutir con tu ginecólogo las alternativas farmacológicas disponibles y los ajustes que debes hacer en tu rutina para mantener tu líbido saludable.

2.- Juego previo

Con la manipulación genital adecuada, una mujer puede tener un orgasmo en cuestión de minutos, eso es verdad. Pero también es cierto que no va a ser ni de lejos el mejor orgasmo de su vida. El orgasmo se caracteriza por una liberación súbita de toda la tensión pélvica y esa tensión erótica necesita tiempo y creatividad para alcanzar un punto óptimo. De hecho, miles de mujeres, solas o en pareja, intentan retrasar el orgasmo, acercándose lo más posible a éste y luego disminuyendo la estimulación para volver a comenzar. Aunque no lo creas, esta técnica es muy útil para aquellas a las que les cuesta llegar al clímax porque les quita de encima la presión de “acabar” y pueden dedicarse a disfrutar y a conocer su cuerpo sin sentir que están en una carrera contra el tiempo.

3.- Tipo de estimulación

La zona erógena por excelencia de la mujer es el clítoris y es la apuesta más rápida y
segura para llegar al orgasmo, siempre y cuando se le estimule correctamente (y en este
sentido, cada mujer es distinta). No olvidemos que nuestro cuerpo está lleno de otras
zonas erógenas fabulosas: los pezones, el punto G, el fórnix anterior, las corvas, el cuello y sobre todo… la mente.

Cada zona erógena a la que le ponemos la debida atención funciona como un multiplicador de la intensidad del orgasmo y las mejores combinaciones siempre involucran anticipación, fantasías individuales o compartidas o estímulos de apoyo, como imágenes o historias eróticas.

4.- Estado mental correcto

Todo lo anterior es muy importante para tener buenos orgasmos, sin embargo, muchas
mujeres que son conscientes de ello me preguntan por qué aún así casi nunca logran tener orgasmos intensos.
Esto se debe a que, al momento de la verdad, el estado mental en el que te encuentre el
orgasmo es lo que va a hacer la diferencia entre un “estuvo bien” y un “estuvo increíble”.

Los orgasmos más intensos y explosivos exigen un momentum psicológico egoísta e irreflexivo en el que no hay espacio para el miedo a perder el control, para la vergüenza, inseguridad o resentimiento, ni para la preocupación por salir lastimados o lastimar al otro.
Se trata de un espacio interior al que entramos dispuestas a llegar hasta las últimas
consecuencias del placer, porque nos sentimos merecedoras de sentirlo, seguras y capaces de retomar el control una vez que el acto sexual termine.

Deshacernos de estas inquietudes que nos acompañan casi todo el tiempo de manera
Inconsciente y permitirnos vivir el aquí y el ahora de un orgasmo en todo su potencial no es fácil porque nadie nos enseñó cómo hacerlo. Por fortuna no tienes que resignarte a tener orgasmos alucinantes sólo cuando los astros se alineen: trabajando en tu autoestima, salud emocional y el conocimiento de tus zonas erógenas y fantasías, puedes aprender qué necesita tu mente y tu cuerpo para dejarse ir plenamente.

Es importante destacar que:

1.- El orgasmo se caracteriza por una liberación súbita de toda la tensión y esa tensión
erótica necesita tiempo y creatividad para alcanzar un punto óptimo.

2.- Al momento de la verdad, el estado mental en el que te encuentre el orgasmo es lo que va a hacer la diferencia entre un “estuvo bien” y un “estuvo increíble”.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Advertismentspot_imgspot_img
AdvertismentGoogle search engineGoogle search engine

Mas populares

Comentarios recientes