30.8 C
Culiacán
martes, octubre 19, 2021

En la danza, “hay que ir hasta las últimas consecuencias”, dice el coreógrafo Ruby Gámez

El ganador del 33º Premio Nacional de Danza José Limón 2020 ofreció una charla sobre su carrera

Culiacán, Sin.- En la danza, “no basta que se pongan la camiseta, sino además ir hasta las últimas consecuencias de lo que uno está haciendo. Si te vas a bañar con gasolina, hay que prender el cerillo, porque la danza es pasión, es fuego, es entrega, no te quedes a la mitad”, expresó Ruby Gámez Ruiz, ganador del 33º Premio Nacional de Danza Contemporánea José Limón 2020, en una charla en línea con Carlos Zamora, director artístico del Festival Internacional de Danza José Limón.

Lo anterior, como actividad previa a la entrega del 34º Premio Nacional de Danza Contemporánea José Limón a la dancista mexicana Rosa Romero, este lunes 16 de agosto a las 18:30 horas, en un acto que también se transmitirá en línea, para cerrar a las 20:00 horas con una función de gala de “Carmina Burana” de Carl Orff, a cargo de la Compañía Nacional de Danza.

En la entrevista, que puede verse en la página en Facebook del Instituto Sinaloense de Cultura y en el canal Cultura Sinaloa en YouTube, Ruby Gámez se dijo “muy contento de haber recibido este Premio; para mí es un honor integrarme a la lista de personalidades de la danza en México que lo han recibido, y más contento aún porque fue como algo muy especial, en este entorno de pandemia, y en circunstancias que van a quedar para la historia: Un momento de crisis en que se hicieron por primera vez muchas cosas, como esta entrevista en línea”.

El coreógrafo, bailarín y profesor comentó cómo llegó a la danza tras haber aspirado a ser actor o pintor, y después en la publicidad, “pero la danza siempre estuvo presente en mi cuerpo… Yo no tengo una educación formal como la mayoría de los bailarines o coreógrafos; yo empecé bailando en canal 8 como en el 79, y fue una gran escuela, porque te da todo ese aprendizaje, y luego ese camino me llevó a la danza contemporánea, con unos talleres en la prepa, donde empecé a entrenarme, a participar en coreografías, a conocer gente”.

Posteriormente, dijo, “participé en el Premio Nacional de Danza INBA- UAM como en 1989 y quedé finalista, y eso fue un aliciente, por lo que volví los años siguientes y siempre quedé como finalista, hasta que dije ‘basta’. Pero fue un gran escaparate, porque me di a conocer, y empezó mi carrera, me invitaron a coreografiar en Jalapa, en Morelia, en Paralelo 32, etcétera. Eso me llevó a conocer a grandes bailarines y maestros, y ha sido una gran experiencia”.

Se definió como “muy visual “por lo que primeramente quiso ser pintor, tomó cursos y “era muy bueno copiando, pero no era bueno creando, y cuando vi que no pude plasmar nada en el lienzo, me dije ‘no es por allí’”, y se metió a la publicidad, a estudiar Diseño, “pero ya estaba yo en el camino de la danza”, aunque todavía no como profesión.

Dijo que, en su caso, entendió que “no hay que quedarse en la danza nada más, hay que ver y hacer otras cosas, porque eso te enriquece y te abre otros canales para la creación. Estos tiempos son muy vertiginosos, y no hay tiempo para observar, para apropiarte de las cosas y analizarlas”.

Recomendó a las nuevas generaciones, a que se detengan a ver, a analizar, a preguntar, no solo ver pasar; a no tratar de ser como aquel que admiras, que está bien como incentivo, pero no basta la reproducción; hay que ser honesto con tu trabajo, y sobre eso que te inspira pensar qué harías tú, porque es muy fácil estos días la reproducción, y parece que uno no se da cuenta, pero sí, con esto del internet”.

También recomendó a los jóvenes que observen la historia, “porque es triste conocer bailarines o estudiantes de danza que no tienen ni idea de lo que se ha hecho antes y piensan que la danza es a partir de ellos, pero hay una historia que conocer, grandes personajes cuya obra solo estamos continuando; saber por qué este Premio, por qué el Festival o los apoyos, pues antes no había todo esto”.

Ruby Enrique Gámez Ruíz nació el 16 de febrero de 1965 en Monterrey N.L., y es coreógrafo, intérprete y docente de Danza Contemporánea, con casi 40 años de trayectoria que destacan por su trabajo como coreógrafo en importantes Compañías del país como: Teoría de Gravedad, Ruby Gámez Presenta, Módulo, Aksenti, Mezquite Danza Contemporánea, Andanza y Paralelo 32, por citar algunas.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Advertismentspot_imgspot_img
AdvertismentGoogle search engineGoogle search engine

Mas populares

Comentarios recientes