30.8 C
Culiacán
martes, octubre 19, 2021

Frases ‘hot’ que debes aplicar y que te ayudarán a llegar al orgasmo

No eres la única que disfruta un poco de dirty talk y que necesita algunas palabras para llegar al orgasmo, aquí las frases para pedirle a tu pareja.

¿A veces te hace falta una “ayudadita” para alcanzar el orgasmo? Pues no eres ni serás la única. Vaya, no es que el desempeño del compañero en turno sea mediocre (o tal vez sí), pero confieso que en varias ocasiones he tenido que recurrir a jugarle un par de trucos al cerebro porque por más que me den duro, nomás no. Sigue leyendo y conoce algunas frases que te ayudarán a llegar al orgasmo.

Las fantasías, así como el role play contribuyen a elevar el nivel de excitación (parte de su encanto es precisamente vivir algo “prohibido”); también los juguetes sexuales; pensar que te está follando Henry Cavill o Chris Evans se vale; pero en mi caso, lo que me vuela los sesos es escuchar lo que mi lado más perverso desea.

Antes de comenzar, mi ser necesita recordarle a todos que cada cabeza es un mundo; cada quien tiene sus gustos (unos más excéntricos que otros), fetiches o fijaciones, y que mientras no sean delitos o situaciones delicadas, no deben de juzgarse. Parte de compartirte esto tan íntimo es precisamente invitar a que replantees cómo c*ges. Créelo, no tiene nada de malo que ciertas cosas que te saquen de onda en un principio te prendan, es justo que ejerzas tu sexualidad de manera plena. O sea, no te avergüences de nada, ¡cada quien sus demonios! Y hablando de ellos, yo los prefiero así:

¿Qué frases pido/suplico/exijo entre gemidos y cuando necesito urgente ese empujoncito para venirme? Puede que ya las hayas escuchado y te sacaron de onda, o tal vez podrían servirte de inspiración (o no, diciendo “esta vieja está loca”), hasta chance descubres que, al igual que a mí, escucharlas le dan más poder al motor para llevarte al cielo.

Frases ‘hot’ que debes aplicar y que te ayudarán a llegar al orgasmo

  1. “Eres mía (solo mía)”

¿Polémico? Sí, porque ninguna mujer es propiedad de nadie. En mi caso, el sentido de posesión es algo que me pone mal (en el buen sentido de la palabra). Y no por eso ya soy una total sumisa ni perdí mi voz o mi independencia. Es sexo, punto. Entramos a otra dimensión donde damos rienda suelta a nuestros más oscuros deseos. Lo asimilo como “soy lo máximo que le pudo pasar a este señor” (y en efecto, muchas veces ha sido así porque todas cometemos errores, pero hasta con ellos queremos que el sexo sea bueno). Sin “romantizar” lo que pasa en 365 DNI, me encantaría escucharlo de alguien como Michele Morrone.

  1. “Quiero penetrarte sin condón”

No sé cuántas veces tenga que repetir que se trata de una fantasía para que no enloquezcan con lo aquí escrito. En mi caso, el simple hecho de imaginar que podría tener sexo sin protección es bastante excitante, pero por supuesto para nada una opción válida si no tienes una pareja formal. La petición se queda en eso, en escucharle decir que sería riquísimo sentirnos al natural.

  1. “Quería tener sexo contigo desde que te vi”.

La confesión que muchas veces suele aparecer durante la acción y que no siempre tengo que pedir porque afortunadamente me han leído la mente. La tensión sexual no se puede ocultar y conforme pasa el tiempo se alimentan esas ganas que llevarán tarde o temprano a lo inevitable. Cuando el galán me revela que desde el minuto uno quería llevarme a la cama, enloquezco. Descarado como Romeo Santos con Eiza González en el video de Propuesta indecente, pues.

  1. “¿Quién es tu papi, nena?”. ¡Quémenme en la hoguera! A diferencia de otras mujeres, me gusta que me digan “nena”, mucho más cool que “linda” o “hermosa”. Respecto al “papi”, nada incestuoso, eh. Obvio tengo daddy issues, pero no es el caso. Es más, a ninguno de mis sugar daddies le gustaba que le dijera así, pero no puedo resistirme en general, hay algo que detona en mí cuando pido que me lo pregunten. Misterios oscuros de la mente.

  1. Por último, esta es una pregunta que yo hago sin esperar una respuesta específica: “¿Dejarías que pasara una noche con uno de tus amigos?”

Para mi no sorpresa, varios hombres con los que he estado han encontrado esta cuestión fascinante e igual de excitante (pude sentir cómo se arrebatan). ¿Si me lo preguntaran a mí? ¡Me quedó helada! Matapasión seguro. No podría imaginarme al hombre con una de mis amigas. NO. NO. NO. Vuelvo al punto de que lo mismo no aplica para todos. Nunca entenderé cómo Brenda y Kelly pudieron compartir a Dylan por tantas temporadas.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Advertismentspot_imgspot_img
AdvertismentGoogle search engineGoogle search engine

Mas populares

Comentarios recientes