¿Entrevista de trabajo con cubrebocas? 6 consejos para una comunicación eficaz

0
160

El uso obligatorio del cubrebocas dificulta muchas situaciones sociales y laborales, como es el caso de una entrevista de trabajo presenciales. ¿Te ha pasado?

El cubrebocas limita significativamente la lectura de las expresiones faciales y la comprensión del discurso al cubrir gran parte del rostro del candidato y del entrevistador.

Para que el desempeño del profesional no se vea obstaculizado por este nuevo elemento, Walters People, empresa de selección y trabajo temporal especializado del Grupo Robert Walters, ofrece 6 consejos para conseguir empatizar con el entrevistador en estas circunstancias inusuales:

¿Entrevista de trabajo con cubrebocas? 7 consejos para una comunicación eficaz

  1. Confirma las instrucciones de seguridad antes de tu entrevista
    Muchas empresas han comenzado a aceptar reuniones con personas externas a sus oficinas, manteniendo las medidas de seguridad y de distanciamiento social. Las salas y los ascensores tienen un límite máximo de ocupación, y el uso del cubrebocas es obligatorio para las reuniones y desplazamientos dentro de una oficina. No obstante, confirma con tu entrevistador qué protocolo ha implantado la empresa de manera previa a tu entrevista de trabajo, es posible que haya alguna medida específica que desconozcas.
  2. Dile a tu entrevistador que quieres seguir todas las medidas de distanciamiento social
    Te recomendamos que no te quites el cubrebocas durante tu entrevista – especialmente si tiene lugar en una sala cerrada – con el fin de evitar posibles riesgos de contagio. Tras saludar a tu entrevistador desde la distancia recomendada y entrar en la sala donde tendrá lugar la entrevista, hazle saber que planeas mantener el cubrebocas puesto durante todo el transcurso de la entrevista. De esta manera evitarás situaciones en las que el entrevistador quiera quitársela, aunque esto no sea recomendable.
  3. No tengas miedo de repetir tus palabras o pedir que se repitan
    Cuando todos tienen un cubrebocas puesto, a menudo es difícil entender lo que dice la otra persona. Además, el hecho de que dos personas se reúnan con cubrebocas a 2 metros de distancia hace que la comunicación sea aún más desafiante. Es posible que te sientas preocupado por no poder expresar tus ideas con claridad a tu entrevistador, o frustrado si la comunicación se desarrolla con problemas. Para reducir tu ansiedad, es mejor aceptar que habrá ocasiones en las que simplemente tendrás que repetir lo que has dicho, y viceversa. Si no puedes entender la explicación o pregunta de tu entrevistador, no dudes en pedirle de forma cortés que repita lo que ha dicho.
  4. Presta atención a tu forma de hablar
    Trata de hablar y pronunciar con claridad, y enunciar bien tus palabras. Es posible que necesites conversar en un tono más alto de lo normal, ya que el cubrebocas puede hacer que minimices tu volumen de voz. Los números importantes y las palabras clave deben repetirse al menos dos veces o enfatizarse al final de tu respuesta para asegurarte de que no haya habido una falta de comprensión por la otra parte. Si tiendes a hablar muy rápido, haz un esfuerzo por hablar más despacio para que tu entrevistador pueda entender todo lo que le estás diciendo. Las pausas breves – antes y después de palabras o experiencias clave – ayudarán al entrevistador a comprender mejor tu mensaje.
  5. Utiliza el contacto visual y el lenguaje corporal a tu favor
    Cuando la mitad de tu cara está cubierta, leer tus expresiones faciales se vuelve mucho más complicado. Usa el contacto visual, tu tono de voz y lenguaje corporal a tu favor para transmitir mejor tus ideas. Mantén tus ojos siempre visibles e intenta sostener la mirada mientras hablan, esto proporcionará una sensación de cercanía y confianza, favorecerá que empatices con tu entrevistador. Para demostrar que estás entendiendo lo que dice y que estás atento a sus palabras, haz gestos que denoten comprensión/confirmación como el de asentir con la cabeza.
  6. Cuando llevas cubrebocas, mostrar tu entusiasmo con una sonrisa es imposible. Apuesta por tu lenguaje corporal para mostrar tu interés y personalidad como profesional. Cuando sea tu turno de hablar, mantén el contacto visual, no temas usar tus manos, y gesticula lo que estimes necesario para apoyar tus palabras.
  7. Elige una mascarilla lisa y sencilla
    Aunque hay muchas opciones de cubrebocas a elegir en cuanto a estilo y color, lo ideal es utilizar tonalidades suaves. Las mascarillas quirúrgicas desechables son una buena opción y suelen resultar más cómodas. Si el color del cubrebocas es demasiado fuerte o tiene dibujos o un patrón muy colorido y/o llamativo, podría distraer a tu entrevistador de lo que estás tratando de transmitirle. Lo esencial es mostrarte formal y profesional.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí