La mujer de 21 años subió 30 kilos durante el embarazo, y tuvo que someterse a una cesárea de emergencia

En Reino Unido, una mujer contradijo todo pronóstico de su embarazo. Y es que, aunque los médicos pensaron que tendría gemelos, dio a luz a una bebé de casi 6 kilos de peso.

Amber Cumberland, de 21 años de edad, se convirtió en mamá por primera vez luego de más de 20 horas de parto para ver nacer a su bebé.

“No se trataba de un gemelo escondido, era solo mi bebé de 6 kilos”: Amber Cumberland

Amber Cumberland vivió el primer trimestre de su embarazo de “manera normal”. Sin embargo, al pasar de los meses, su vientre empezó a crecer más de lo que debería.

Debido a su gran tamaño, los médicos le advirtieron que lo más probable era que se tratara de un embarazo de gemelos.

Aunque, en las ecografías, solo podía distinguirse el cuerpo y escucharse el corazón de un bebé.

El día 16 abril, y luego de subir más de 30 kilos de peso, Amber dio a luz a una bebé de 5.8 kilos.

Tras 20 horas de labor de parto y algunas complicaciones con la bebé, la mujer tuvo que someterse a una cesárea de emergencia.

Finalmente, Amber dio a luz a su primera hija, llamada Emilia Lucy Joy.

Los padres declararon al Daily Mail que se sintieron “aliviados al saber que no se trataba de un gemelo escondido, sino solo de una bebé con preciosas mejillas”.

demás, en la cesárea, los médicos se sorprendieron ante el daño tan grave en los músculos del estómago de la mujer.

“Los músculos de mi estómago se dividieron por completo hasta el punto en que los médicos apenas pudieron distinguirlos durante la cesárea.”Amber Cumberland a Daily Mail

Con apenas una semana de haber dado a luz, Amber se encuentra en extremo estado de reposo para reparar sus nervios, músculos y más malestares.