Una de las últimas sensaciones en redes sociales es una cerdita pintora que con su trompa toma pincel y los pone en pintura para plasmar sus obras en un lienzo.

Lleva el nombre de Pigcasso y sus obras han enamorado a más de uno, pues la combinación de colores y figuras son bellísimas.

Gracias a que su historia ha sido retomada por miles en redes sociales, e incluso ha sido objeto de análisis en cadenas como National Geographic, la cerdita Pigcasso ha logrado vender muy bien sus pinturas y el dinero recaudado ha servido para un refugio animal sudafricano, de donde es originaria la cerdita.

Pero aunque hoy es una cerdita célebre, su vida pudo terminar en 2016 cuando era un lechón y estuvo cerca de entrar al matadero. Cuando estaba a punto de ser sacrificadase topó con gente de un refugio llamado Farm Sanctuary Sounth Africa, fundado por Joanne Lefson.

Cuando llegó a la granja, la cerdita comía y destruía todo lo que encontraba a su paso, pero un día se topó con unos viejos pinceles que estaban tirados.

Los cerdos son animales muy inteligentes. Un día pensé '¿cómo puedo mantenerla entretenida?', Entonces tiramos algunas cosas para ver si algo la entretenía. Colocamos algunos balones de futbol, de rugby y, por supuesto, entre las cosas había pinceles”, dijo Joanne al portal Africa News.

Sorprendentemente la puerquita comenzó a pintar sobre lienzos. Cuando vieron el interés, sus cuidadores implementaron en ella un entrenamiento de reforzamiento positivo, el cual consistía en darle alimento cada vez que realizaba algún trazo sobre papel. Poco a poco mejoró su técnica y se ganó el apodo de Pigcasso, recordando al pintor español Pablo Picasso.