Los 8 hábitos más importantes que debes comenzar en los 30 para una vida plena

0
168

Si llegaste o estás a punto de llegar a la tercera década, estos son los hábitos que debes comenzar en los 30 para una vida plena.


El inicio del llamado «tercer piso» no significa otra cosa que ser una persona más consciente de las cosas. Sigues siendo tú, pero en una versión mejorada, pero para eso necesitas adquirir ciertos hábitos en los 30.

Cuando llegas a los 30 necesitas cambiar ciertas cosas en tu estilo de vida. Cuidado, eso no significa que te debes convertir en una persona aburrida, simplemente es una etapa en la que debes aprender aa ver la vida con otros ojos y amarte y cuidarte aún más en todo sentidos.

Los 8 hábitos más importantes que debes comenzar en los 30 para una vida plena

  1. Dormir bien
    Olvídate de dormir tres o cuatro horas al día. Para mantener tu piel joven y bella necesitas dormir más, entre 6 y 8 porque ¿no quieres que se te marquen las ojeras, verdad?
  1. Come mejor y haz ejercicio
    Si desde los veintes hubieras adquirido mejores hábitos alimenticios, este no tendría que ser un nuevo hábito, pero estamos seguras que te falló un poco. El inicio de la nueva década es el momento perfecto de cuidar tu salud a través de la buena alimentación.

Discúlpanos por insistir en que debes incluir más frutas y verduras en tu dieta diaria, pero es que de verdad que son lo mejor para tu salud y tu belleza.

Además, ahora tienes un poco más de dinero para invertirlo en ti, así que no está mal pagar una suscripción a un gym o invierte en una actividad que te guste para ponerte en forma. Es uno de los hábitos obligatorios en los 30.

  1. Toma agua, mucha agua

Aprende a ver el agua con el amor que se merece y en vez de pensar que tomar agua es un verdadero martirio, piensa en los beneficios que tiene para tu cuerpo. Más agua = más guapa. No te olvides que lo más recomendado es de 1.5 a 2 litros diarios.

  1. Debes ahorrar
    Disfruta tu dinero y los gustos que puede darte, pero aprende a ahorrar algo de lo ganas porque este hábito marcará la diferencia con tu yo del futuro.

Si hasta ahora has gastado cada peso que ganas sin ahorrar o has tenido malos hábitos de sueño, es momento de arreglarlo. Al hacerlo, notarás cómo poco a poco tu vida se vuelve más productiva.

  1. Perdona
    Pasaste tus veintes enojada con ciertas personas y te alejaste de ellas, ¿sabes qué es lo mejor? Perdonar es un acto muy liberador que le hace muy bien a la salud mental.

No centres tu energía pensando en lo que sucedió en el pasado, mejor pasa la página.

No creas que perdonar significa que debes tener de regreso a esas personas en tu vida, simplemente perdona y olvida, es un acto de madurez.

  1. Asume responsabilidades
    Eres la reina de tus acciones y la única que cargará con sus consecuencias, así que deja de poner excusas y da el paso para ser una adulta responsable. Y es que si bien la mayoría de edad en muchos países llega a los 18 años, es en la década de los 30 cuando éstas adquieren más peso.

¿Lo fabuloso de tomar las riendas de tus actos? Sentir que comienzas a estar al mando de tu vida, eres el hacedor de tu propio destino y nadie más puede decirte qué hacer. Aplícala en todos los aspectos de la vida: relaciones, trabajo, espiritualidad…

  1. Aléjate de las personas negativas
    Las personas tóxicas que llenan tu cabeza de pensamientos nocivos y que no hacen más que chuparte la energía para luego dejarte vacía.

Somos el reflejo de nuestras influencias y es vital aprender a rodearnos de la gente adecuada. En caso de que tus amigos no sean los más idóneos, no temas aceptarlo, no hay necesidad alguna por mantener relaciones o incluso trabajos que nos intoxiquen, aun sin darnos cuenta.

Si realmente quieres alcanzar tu máximo potencial, debes rodearte de aquellos que actúen de soporte en los malos momentos y sean el impulso de los buenos, que te motiven a luchar por tus sueños y que trabajen igual de duro que tú por conseguir los suyos

  1. Adquiere una rutina de skincare
    Una piel bonita y de eterna juventud es posible si comienzas con una rutina de piel con más que solo una crepita: la vitamina C, el retinol, el ácido hialurónico y el protector solar tienen que ser parte de tu vocabulario de belleza desde ahora.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí