La receta de la infelicidad: 13 hábitos de gente miserable

Un ejercicio de psicología inversa que puede parecer exagerado pero, ¿seguro que estás libre de todas las siguientes actitudes?

 

Terra.com

 

 

¿Por qué hay gente que actúa como si quisiera ser infeliz? Esta es la pregunta de la psicóloga y terapeuta familiar Cloe Madanes, que cree que "en ausencia de guerras y otras desgracias", algunas personas "se esfuerzan" por ser infelices. En un ejercicio de psicología inversa, (la que se usa con los niños cuando no quieren obedecer) nos da la "receta" para ser miserables. No la practiques en casa.

 

1. Vive preocupado por el dinero
Perder tu trabajo o tu dinero es una preocupación propia de los tiempos de crisis. Ser prudente está bien, pero pensar constantemente en estos asuntos con seguridad te llevará a la depresión y tal vez al infarto. Lo mejor es que este miedo puede mantenerte para siempre en un trabajo que odias y así serás infinitamente menos feliz.


2. Practica el aburrimiento...
Cultiva el pensamiento de que la vida no es excitante, que no llegarás más lejos, que no esperan sorpresas ni aventuras y actúa en consecuencia (o sea, no actúes). Con un poco de suerte tú mismo te convertirás en aburrido y la gente te evitará, con lo que tendrás gran éxito en esto de ser infeliz.


3. ... y el sarcasmo
Asegúrate de que tienes una larga lista de críticas y exponlas siempre que puedas, sobre todo si logras hacerlo de una manera levemente hiriente. Quédate agusto y aplica tu negatividad en casi cualquier situación, es fácil: si alguien come huevos deja claro que no te gustan, etc. Desde lo más simple, funciona. Asegúrate también de criticar en voz alta todo aquello que goce de aceptación general, como la película que tus amigos adoran y cosas así.


4. Crea una identidad negativa
Lleva tu negatividad más lejos y no te conformes con situaciones transitorias: convierte cualquier problema en una identidad. Si estás deprimido, preséntate como una "persona deprimida", si te sientes mal, "sé un enfermo". Si sientes sufres ansiedad en situaciones sociales conviértete en "una persona fóbica". Así la percepción negativa alcanzará la totalidad de tu ser. Esta etiqueta te permitirá estar siempre alerta, y así podrás evitar cualquier situación nueva que pueda generarte ansiedad, y con suerte te ´morirás´ de aburrimiento.


5. Desconfía de los demás
Atribuye malas intenciones a aquellos que te rodean. Deben ser falsos, actuar por interés, por sentirse superiores, porque te quieren engañar o porque te tienen envidia. La lista de combinaciones es infinita, cualquier cosa con tal de no creer que la gente puede actuar movida por la bondad o el altruismo. Qué absurdo: el hombre es malo por naturaleza y quien diga lo contrario es un "hippie" ingenuo.


6. Pelea siempre que puedas
Esta es una genial manera de quedarse solo. Si tienes pareja, haz drama y comienza a quejarte, gritar o llorar por cualquier detalle. Sé agresivo, dañino y niega posteriormente que hayas hecho tal cosa. El trabajo, la calle, o en medio del tránsito también son excelentes situaciones para poner este comportamiento en práctica.


7. Practica la ingratitud
Varios estudios muestran que quien sabe dar las gracias es más feliz, así que nunca lo hagas. La vida es sufrimiento y luego nos morimos, así que ¿por qué estar agradecido? Cuidado, tus familiares y amigos pueden sabotear este plan recordándote que deberías dar las gracias por lo que tienes o estarles a ellos agradecidos. Ante esto, responde cómo de imperfecto es todo aquello por lo que supuestamente estar agradecido y haz una lista de defectos.


8. Encuentra una pareja...a la que transformar
Busca alguien con un defecto grave y trata de cambiarlo (puede ser alcohólico, jugador, sociópata...). Convéncete de que lograrás mejorarlo o curar su "enfermedad". Niega cualquier posible evidencia de que esto nunca ocurrirá y sigue firme en tu idea.


9. Culpa a tus padres
Si todo falla, la culpa es de tus padres. Culpar a otros es un arte en la ruta hacia la infelicidad. Y qué mejor que tus padres, que son los que te hicieron quien eres. Elude toda culpa y atribúyesela a los otros, pues así cualquier posibilidad de mejora y paz interior se disipan.


10. Celebraciones y placeres son una tontería
Celebrar placeres como la música, el vino o la gastronomía es de personas frívolas. Recuérdate todo lo que puedas que el mundo está lleno de injusticias, pobreza, muerte y devastación. La belleza de la naturaleza, con sus atardeceres y paseos por la playa son solo tonterías, así como las convenciones sociales, las reuniones de familia y amigos y en general, la alegría de vivir.


11. Hagas lo que hagas, saca beneficio
Piensa qué puedes sacar de determinada situación y actúa siempre buscando algún beneficio. No nos engañemos, quien no se aprovecha es porque no puede ¿verdad? Y claro, no lleves a cabo ninguna actividad de caridad o ayudes a alguien por puro altruismo. Diversos estudios muestran que estas actitudes dejan un sentido de gran bienestar, así que evítalas.


12. Glorifica (o demoniza) el pasado
Cualquier tiempo pasado fue mejor y el presente es una decepción. Concéntrate en cómo en el tiempo de tu infancia todo era más tranquilo, no había el crimen de hoy en día, la gente se portaba mejor, etc. Antes de casarte la vida era una fiesta y ahora estás encerrado en esta vida deprimente. Por ahí va el ejercicio. También es útil demonizar el pasado: naciste en el lugar equivocado, tienes varios traumas y situaciones terribles que recordar, siempre.


13. Quéjate. Quéjate mucho
Rumia los pensamientos negativos y exprésalos constantemente. Haz que se apoderen de tu día a día y con suerte llegarás a ser insoportable. Así te aislarás socialmente, la llave de la infelicidad.

 

Commentarios: 0 Hits: 396

500 caracteres restantes

Cancel or